Sara Escudero: «Si el humor reinara en las oficinas, otro gallo nos cantaría»

Monologuista que actúa en el Teatro de las Esquinas (18.00 horas)

Reproducción de la noticia en El Periódico de Aragón 20/03/2021, por Juan del Prin Alfranca

Sara Escudero actúa dentro del ciclo de Zaragoza Comedy 2021

–Llega a Zaragoza con ‘Tiempo al tiempo’, una expresión que da para mucho. ¿Hacia dónde la lleva en su monólogo?

–¡Como me trates de usted contesto con monosílabos! Es verdad que es una expresión que puede ser incluso muy de madre en plan «no tengas prisa por crecer, hija, ya llegará todo…», pero en mi caso es más bien por un «el tiempo pone a cada uno en su lugar». 

–En este ‘show’ quiere también que aprendamos a reírnos de nosotros mismos, ¿es difícil?

–Es complicado porque todavía prima mucho ese miedo al qué dirán y, sobre todo, porque implica autocrítica y no siempre las cabezas humanas quieren hacerlo. Pero cuando lo logras, tienes diversión garantizada durante toda tu vida. 

–¿Prefiere el humor basado en la actualidad o en algo más atemporal?

–Mis monólogos son atemporales en general, aunque puede haber algún detalle del momento pero poco. Me nacen de lo que veo y vivo, de lo que me pasa, siempre sumando un poco de locura y de imaginación, pero eso no caduca. 

–Se lo pregunto porque últimamente desde la política parece que les hacen competencia.

–Jajajaja. ¡Totalmente! Quítales los trajes y ponles un micro y cada día del Congreso es un open mic. 

–Decía en otras entrevistas que las redes sociales no eran lo suyo, pero ahora se ha hecho un canal de Twitch.

–¡Y siguen sin serlo! ¡No nos llevamos bien! Yo las uso desde mi persona, sin estrategias y desde luego sin postureo y porque son buenas para el trabajo. Pero Twitch no es una red, es una plataforma (es un canal de comunicación, al fin y al cabo) que aunque nació para los juegos está abriendo el campo a poder hacer programas como el SaraO De La Escudero. 

–Más allá del ‘stand up comedy’ y de sus intervenciones en televisión se ha atrevido con el drama en ‘Chica’, su  segundo cortometraje, con una historia muy personal, ¿cómo surgió?

–Yo soy actriz y cómica, que no es lo mismo, ya sabes… Los cómicos nos escribimos e interpretamos nuestros textos desde nuestra verdad, desde nuestra persona, no hay personaje. Como actriz te metes en la piel de otras personas/vidas. Y Chica surgió porque todas las cosas que he hecho como actriz han sido comedia (incluido mi personaje en la serie de Disney Flipante Noa) y quería tener algo que enseñar cuando diga, ‘Ey, Amenábar, que tengo otras aristas’ Y además, quería escribir la historia de mi abuela y de mi abuelo. Poner en valor a nuestros mayores. 

–‘Chica’ ha recibido varios premios, ¿le anima a seguir explorando su faceta dramática?

–¡Claro! Todo son aristas de un mismo cubo abulense. 

–¿Dónde cree que hace más falta la comedia?

–¡En nuestro día a día! En los trabajos, por ejemplo. Veo en amigos cómo pasan muchas horas al día tristes, con tensiones, con miedos, sin ganas… Y todo porque se confunde el sentido del humor con hacer el idiota. El humor es un arma de comunicación masiva y si esto reinara en las oficinas y en nuestros hogares… ¡otro gallo cantaría! 

–Ha tocado varios formatos de la comedia (televisión, ‘stand up comedy’, maestra de ceremonias),  ¿en qué otro estilo de humor querría trabajar?

–Todo son desde mi persona, desde mi sentido del humor, vamos… Así que me encantaría hacerlo en cine o en alguna serie como personaje. ¿Qué me propones?

Ir arriba